MIRA AL FUTURO

A partir de 2040, cuando nuestros estudiantes de Infantil comiencen su vida laboral, existirán nuevas profesiones que, ahora mismo, tan solo podemos intuir. Por ello, les formamos para saber adaptarse a nuevos entornos y herramientas.

Porque el mundo evoluciona a una velocidad vertiginosa

El crecimiento exponencial del progreso tecnológico conlleva la necesidad de formación específica y en las habilidades puramente humanas (es decir, que en ningún caso sean fácilmente sustituibles por máquinas u ordenadores) desde la etapa escolar.

Con el desarrollo de la neurociencia también dilucidamos cómo aprende, recuerda y olvida el cerebro. Por ejemplo, confirma que la curiosidad y la emoción juegan un papel relevante en la adquisición de nuevos conocimientos.

Porque el mundo se interrelaciona cada vez más

No solo nos movemos y relacionamos más como ciudadanos, sino que también entre países surge como meta común la contribución al entendimiento de la paz. Así lo demuestra el objetivo 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que se centra específicamente en la promoción de sociedades justas, pacíficas e inclusivas.

La celebración de la diversidad, la formación en idiomas y aprender a cooperar nunca han sido tan importantes como ahora.

Porque ha aumentado significativamente la esperanza de vida

Según la Organización Mundial de la Salud, España es el 3º país con la esperanza de vida más alta del mundo.

La necesidad de formar a los estudiantes en el aprendizaje permanente y la versatilidad en las fuentes de conocimiento es más importante que nunca. No solo vivirán más años, sino que lo harán en un mundo en constante cambio, por lo que tendrán que actualizar sus conocimientos y adaptar su forma de aprendizaje con los tiempos.

Capacidad de Actualización

En un mundo que evoluciona a una velocidad vertiginosa, globalizado y con una alta esperanza de vida, la capacidad de actualización de los centros educativos es esencial.

Nuestro Colegio cuenta con 135 años de tradición de progreso. La etapa escolar es la base sobre la que se cimenta la vida de nuestros estudiantes y afrontamos el reto con la responsabilidad y el compromiso que ello conlleva.

Nuestra propia concepción del estudiante como persona y el enfoque a futuro de su educación que siempre hemos defendido en el Colegio nos hizo apostar por la incorporación de los programas del Bachillerato Internacional (Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria y Bachillerato) y posteriormente por el Estatuto de Centro Extranjero, que nos otorga la libertad de decidir, diseñar e implantar qué soluciones son las mejores para los diferentes retos que estos tiempos plantean.