Doña María Ramos, premiada por Santillana por su proyecto de educación en línea con vídeos para alumnos de Primaria durante el confinamiento

//Doña María Ramos, premiada por Santillana por su proyecto de educación en línea con vídeos para alumnos de Primaria durante el confinamiento

Doña María Ramos, premiada por Santillana por su proyecto de educación en línea con vídeos para alumnos de Primaria durante el confinamiento

Doña María Jesús Ramos Sotillo, profesora del Colegio Internacional de Sevilla- San Francisco de Paula, ha resultado ganadora en los V Premios Educatividad (sección Primaria), organizado por la editorial Santillana. La docente diseñó al inicio del confinamiento un proyecto de enseñanza de Matemáticas en línea para sus alumnos de Year 1 (6 años), con el que buscaba mantener la motivación del alumno a través de la pantalla, con los recursos que ofrecían las familias y con los que aún no habían trabajado en clase, como la creación de vídeos y juegos matemáticos. En concreto, el jurado ha valorado positivamente el proyecto “por compartir una nueva visión de la educación” y supone un reconocimiento “a vuestra labor diaria en el aula que hemos querido resaltar de manera significativa por vuestro compromiso con la innovación y la creatividad educativas”.

Los vídeos están alojados en su canal de YOUTUBE.

El proyecto, denominado ‘Problemas y juegos matemáticos en tiempos de pandemia’, plantea una nueva educación en línea, enmarcado dentro del Plan de Tele Enseñanza del Colegio, en las que se debe controlar el tiempo de exposición a las pantallas y en la que debe primar el bienestar del niño, la felicidad y la atención a sus necesidades, combinando el aprendizaje con la motivación y la diversión. “Por ello, mediante la creación de vídeos, el intercambio de estos, así como de experiencias educativas entre ellos se promueven el desarrollo de inteligencias múltiples, el conocimiento personal, el gusto por aprender y la felicidad”, indica María Jesús Ramos Sotillo. El material generado en este proyecto se encuentra dividido en tres grandes bloques: problemas matemáticos, realizados tanto por la profesora como por los alumnos, en los que se trabajan la suma, la resta, la comparación, la igualación, conceptos más que y menos que, medida y peso e inicio de multiplicación; yincanas en las que se combina motricidad, matemáticas y lengua; y baloncesto matemático.

En concreto, la profesora usó en este proyecto tres principios metodológicos. Por un lado, las inteligencias múltiples, haciendo un acercamiento a situaciones reales para plantear un problema matemático como muestran los vídeos. Ello permitía a los alumnos con más dificultades seguir su propio ritmo, pues podían visionar el problema varias veces, probar, equivocarse y llegar hasta la respuesta adecuada. Además, de esta forma se refuerza al alumno con mayor inteligencia espacial y kinestésica al plantear a los alumnos grabar sus propios vídeos con situaciones reales. El segundo concepto que se tiene muy presente en el proyecto es el Aprendizaje a través del juego; mediante las Yincanas, en las que se fomenta la inteligencia lingüística, matemática, kinestésica o visual, porque con ellas se repasan y practican los contenidos tanto de lengua como aquellos matemáticos trabajados durante la semana. A través del baloncesto matemático se fomenta el cálculo a través de este juego, el trabajo de las tablas que se estudian en Year 1 así como la coordinación óculo manual. El tercer gran pilar de este proyecto es, por supuesto, las TIC, ya que el hecho de que el niño se grabe produce un acercamiento a su uso como parte de su educación, se familiariza con otro tipo de lenguaje, el audiovisual, y como se puede apreciar en un problema de magia, con los efectos especiales muy sencillos, que ellos mismos pueden crear simplemente pausando una grabación.

Cuando la profesora planteó este proyecto tenía claro que tenía que mantener la motivación inicial de los alumnos y sin el contacto físico habitual iba a ser complicado; tenía que cambiar de estrategia, atender a los alumnos con altas capacidades pero también a los que tenían más dificultades y plantearles retos. “En definitiva, los objetivos fueron acercar las matemáticas al alumno a través de experiencias reales que podían encontrar en casa, usar los vídeos como forma de expresión y comunicación, aprender experimentando, adaptarme a los alumnos con altas capacidades y también con más dificultades, favorecer la creatividad, la expresión y comprensión oral, aplicar y comprender las matemáticas en su entorno y fomentar la inteligencia interpersonal e intrapersonal a través del vídeo y grabación como herramienta pedagógica”, concluye Doña María Ramos.

2020-06-10T12:01:05+02:0010 Junio 2020|

Portal del Empleado

Acceso al Correo Electrónico