Enseñanza Secundaria

 
La Enseñanza Secundaria (ESO) se imparte en el Colegio de San Francisco de Paula según los criterios y metodología del Programa de Años Intermedios (PAI) de la Organización del Bachillerato Internacional (BI), un programa concebido para fomentar la amplitud de miras del alumno, hacerlo tomar conciencia de la realidad internacional y favorecer su implicación personal en el progreso de la sociedad. 
La aplicación de este Programa influye de forma directa sobre la configuración de las materias y la propia forma de enseñar, incluso sobre el diseño de los horarios y la distribución temporal de los contenidos de las asignaturas. Principalmente porque exige que todo el aprendizaje, en las distintas áreas de conocimiento, gire alrededor de cinco “áreas de interacción”: “Aprender a Aprender”, “Comunidad y Servicio”, “Salud y Educación Social”, “Entornos” e “Ingenio Humano”. 
Se trata de cinco planteamientos básicos o formas de enfocar el aprendizaje que deben hacerse presente en el proyecto curricular de cada materia. Así, la enseñanza de todas las materias debe ayudar a los alumnos al desarrollo de las habilidades necesarias para el aprendizaje autónomo y reflexivo (Aprender a Aprender): organización del trabajo, reflexión, autocrítica y pensamiento independiente, así como automotivación. Del mismo modo, el currículo está organizado de tal modo que los alumnos se ven comprometidos a colaborar en actividades solidarias y de interés común, dentro y fuera del Colegio, que impliquen la dedicación de una parte del tiempo propio a los demás (Comunidad y Servicio). El aprendizaje debe estar orientado igualmente a responsabilizar al alumno en la preocupación por su salud física y emocional, y por la del colectivo (Salud y Educación Social), así como por la conservación del entorno y el cuidado del medio ambiente (Entornos). Finalmente, todo el currículo está concebido para fomentar la investigación, la creatividad, la innovación y las capacidades emprendedoras en el alumno (Ingenio Humano). 
La incorporación de estos objetivos básicos en el proceso de aprendizaje implica cambios en la forma de trabajar de los alumnos, acordes con su mayor madurez, y también en la metodología de enseñanza e incluso en el sistema de evaluación. Así, entre otros aspectos, implica la necesidad de dedicar mayor tiempo por tema; el uso de otras fuentes de información diferentes al propio Profesor; el desarrollo por parte de los alumnos de técnicas de trabajo como el ensayo, la investigación, los debates o las presentaciones públicas; el fomento del trabajo en equipo; y el empleo de un sistema de evaluación diferente donde el error es contemplado como una posibilidad de aprendizaje. Es precisamente este sistema de trabajo el que les permite desarrollar la creatividad, introducirse en la investigación; aumentar su resistencia a la frustración; adquirir conciencia e implicación con la comunidad; incentivar las inquietudes emprendedoras… 
Los alumnos demuestran estas capacidades, que por otro lado condensan algunos de los retos principales de las sociedades avanzadas, no sólo en la superación de las distintas asignaturas, sino también con la realización de un “proyecto personal”, un trabajo de tema libre, planificado y desarrollado sin interferencias por el alumno, bajo la supervisión de un Tutor, que debe ser entregado al final del ciclo. En los años de vigencia del PAI en el Colegio, los alumnos han presentado proyectos extraordinariamente creativos: desde un corto de animación digital, hasta el diseño de un campo de golf para ciegos, pasando por la maqueta de un coche que funciona con energía solar, una novela histórica sobre Julio César, el proyecto de una ONG dedicada a la asistencia personal de ancianos a través de Internet, un monólogo cómico sobre las situaciones que vive un adolescente, un estudio sobre el funcionamiento de un coche con cuatro motores eléctricos, un videojuego… La realización de este trabajo, que es voluntario para la superación del último nivel del ciclo, es sin embargo necesario para la obtención del certificado PAI que otorga la Organización del Bachillerato Internacional. 
De acuerdo con el Plan Bilingüe del Centro, y en coherencia con la dimensión internacional del PAI, en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) el aprendizaje y el contacto con el inglés alcanza más de once horas semanales de enseñanza y contacto con el inglés. En este idioma se imparten las asignaturas de Ciencias Naturales, Plástica, Educación Física, Religión o su alternativa y la propia Lengua Inglesa. Asimismo, los alumnos tienen la posibilidad de estudiar una tercera lengua: francés, árabe o alemán. Los Profesores son, en su mayoría, nativos de la lengua que imparten. 
El sistema de apoyo a los alumnos con dificultades también se refuerza en la Enseñanza Secundaria. Así, se mantienen las clases de apoyo de Lengua, Matemáticas, Inglés y Educación Física. Además, se establecen clases de apoyo para Ciencias Naturales, Física y Química, Francés y Alemán. Como en Primaria, estas clases, siempre de grupos muy reducidos, se desarrollan dentro del horario escolar del alumno, simultáneamente al desarrollo de la asignatura, sacando a los niños del aula habitual y llevándolos a la de apoyo. El apoyo de Educación Física se imparte habitualmente en la franja horaria de 13,20 a 14,50 horas. 
Finalmente, y del mismo modo que en la Enseñanza Primaria, para los niños diagnosticados con sobredotación intelectual, el Colegio imparte clases de chino mandarín (3h/semana) en horario escolar. De igual manera, aquellos estudiantes sobredotados que asisten al Aula de Música tienen dos horas más de instrumentación. 
La carga de horas lectivas en Secundaria en San Francisco de Paula sigue siendo superior a la de otros centros educativos: concretamente, un 13% más.

Próxima cita

  • 08/12/2016 Día de la Inmaculada

  • 25/12/2016 Natividad del señor

<
>
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31