Portal del Empleado

Acceso al Correo Electrónico

Estatuto de Centro Extranjero

Inicio/Educación/Enseñanza Internacional/Estatuto de Centro Extranjero
Estatuto de Centro Extranjero 2017-06-20T14:46:38+00:00

Desde el Centro tenemos la libertad de compartir prácticas educativas con los mejores centros del mundo eliminando las restricciones y las alteraciones debidas a los cambios de gobierno en España.

Esto nos abre la posibilidad a una progresiva mejora de la práctica educativa basada en los resultados de la investigación y de la experiencia adquirida gracias a las redes de cooperación mundial en Educación y, de modo muy particular, el Bachillerato Internacional. Igualmente permite poner en práctica las enseñanzas de las organizaciones más innovadoras, como Singularity University o la Universidad de Harvard.

Preguntas y respuestas sobre el Estatuto de Centro Extranjero

La evolución del Colegio en los últimos quince años ha ido en la dirección de potenciar su carácter internacional, así como la calidad de la formación recibida por los alumnos, de modo que sea homologable con la de colegios en vanguardia pertenecientes a las organizaciones educativas más prestigiosas del mundo. El funcionamiento con el Estatuto de Centro Extranjero nos concede más autonomía y capacidad para profundizar en nuestro proyecto pedagógico, y para seguir creciendo en calidad, dimensión internacional y preparación al futuro y a la sociedad global.

Por su flexibilidad y compatibilidad con el español, que nos concede gran autonomía y la posibilidad ya comentada de potenciar la dimensión y mentalidad internacional, sin tener que renunciar a profundizar en la historia y cultura españolas, que junto a la lengua propia, siguen recibiendo una atención prioritaria. Dentro del sistema estadounidense, nosotros estamos trabajando con AdvancED, que es la agencia que acredita a 30.000 escuelas de Estados Unidos y la que reúne a los mejores centros del país, que están en niveles de países como Finlandia. Es a ellos a los que miramos, dando un paso más en la homologación internacional de la calidad de nuestra enseñanza, en la que sigue jugando también un papel fundamental el Bachillerato Internacional.
Somos el primer colegio, después de haber sido el primer colegio autorizado para ello gracias a la acreditación de AdvancED Internacional.
En tres aspectos principales: aporta estabilidad normativa e independencia; permite contratar a profesores externos a la Unión Europea; y deja mayor margen a la innovación pedagógica. Además, la acreditación de AdvancED unida a la integración en el BI, supone, entre otras, las siguientes ventajas para los alumnos: mayores posibilidades de homologar sus competencias y capacidades con las de alumnos de algunos de los mejores centros del mundo; mayores posibilidades de intercambio con alumnos de otros países y culturas; mayores posibilidades de continuar la formación fuera de España y de realizar prácticas profesionales fuera de España; mayores posibilidades de recibir prácticas docentes compartidas entre centros internacionales en la vanguardia educativa.
AdvancED Internacional, como agencia acreditada por el Gobierno de Estados Unidos para realizar esta labor. Desde 2001 nuestro Centro viene superando con solvencia el proceso de acreditación de AdvancED, gracias al cual hemos sido el primer centro sevillano en recibir la autorización de la Embajada de Estados Unidos para impartir su sistema educativo. De forma complementaria, el Colegio se mantiene bajo la supervisión e inspección del Bachillerato Internacional, cuyos programas aportan una garantía suplementaria de calidad y visión multicultural y global a la educación.
La actividad inspectora en el sistema educativo español es de carácter fundamentalmente burocrático, centrada en la documentación formal. Tanto la de AdvancED como la del BI exigen la aportación de evidencias de una mejora continua e incluyen visitas y observaciones in situ para verificar los avances, dentro de un marco de amplia autonomía de los centros.
En Estados Unidos no hay una prescripción de currículo, sino de competencias que el alumno debe adquirir. El sistema estadounidense establece unos cuantos requisitos y principios de funcionamiento, define las habilidades y competencias que el alumno debe adquirir y luego pide evidencias concretas de que el centro analiza sus resultados y se esfuerza por mejorarlos cada año. Lo cual representa justo el marco que necesitamos para avanzar en un proyecto educativo orientado al saber hacer, y con autonomía para seguir potenciando los conocimientos ligados a la historia y cultura españolas, sin perder el horizonte de nuestra perspectiva internacional. Por lo que se refiere a los niveles de estudio, van de Kindergaten a Grado 12, y son exactamente equivalentes a nuestros niveles hasta Duodécimo. El sistema de evaluación tampoco experimenta cambios, más allá de los que consideremos necesarios introducir en el futuro como consecuencia de la labor de ajuste continuado que realizamos de nuestro proyecto educativo. Y tampoco la promoción de un curso a otro, que se rige exactamente por los mismos criterios pedagógicos que venimos manteniendo.
Funcionamos con el sistema estadounidense en Infantil, Primaria y Secundaria, en los que la homologación es automática. Somos muy conscientes de que la mayoría de nuestros alumnos continúan sus estudios en universidades españolas, y mientras la vía más favorable de acceso a ellas sea realizar el Bachillerato Español y la actual prueba de Selectividad, u otra equivalente, mantendremos estos niveles dentro del sistema educativo español. El estatuto de centro extranjero no afecta pues al Bachillerato, donde seguiremos ofreciendo las opciones del Bachillerato Español y el Bachillerato Internacional. De esa forma, los alumnos que  quieran continuar los estudios en universidades españolas estarán en las mejores condiciones para ello, y los que quieran estudiar en universidades foráneas, tendrán la oportunidad de tener el título del Bachillerato Internacional, que da un acceso más preferente a algunas de las mejores universidades del mundo.
Totalmente, por Real Decreto, y respaldada por tratados internacionales que garantizan la equivalencia. La convalidación es automática hasta el final de la etapa obligatoria. De su gestión se ocupa el Colegio por lo que no significa ningún trámite ni molestia para las familias. Por tanto, si un alumno abandona el Colegio a mitad de Primaria o de la ESO, incluso a mitad de curso, para continuar sus estudios en el sistema educativo español, o en cualquier otro sistema educativo europeo, no tendrá ningún problema para hacerlo, estando automáticamente homologados todos sus estudios previos en nuestro centro.
Así lo establece, en el caso de Primaria y Secundaria, la Orden ECD/3005/2002, de 16 de diciembre (BOE del 28): “No deberán realizar trámite alguno de convalidación de estudios procedentes de sistemas educativos extranjeros que deseen incorporarse a cualquiera de los cursos que integren en España la Educación Primaria o la Educación Secundaria Obligatoria. Tampoco procederá la convalidación para realizar estudios en cualquier nivel, curso o modalidad del sistema educativo español para cuyo acceso no sea requisito previo la obtención del título de Graduado en Educación Secundaria”. 
También está garantizada, por Orden de 30 de abril de 1996 (BOE del 8 de mayo), la homologación de los títulos si el alumno abandona el Colegio para cursar Bachillerato en otro centro con el sistema educativo español: “Cuarto. 1. Los estudios realizados en sistemas educativos extranjeros por alumnos procedentes del sistema educativo español serán objeto de homologación al título español de Graduado en Educación Secundaria o al de Bachiller, siempre que el alumno haya aprobado tantos cursos correlativos y completos como le quedaran pendientes para terminar la Educación Secundaria Obligatoria o el Bachillerato respectivamente”.
De ninguna forma. El calendario académico está diseñado teniendo en cuanta la idiosincrasia, tradiciones y festivos locales, y no tiene por qué experimentar más cambios que los que el Colegio estime oportuno en el futuro en beneficio de los alumnos y de sus familias, como ya en el pasado tomamos la decisión de empezar bastante antes que la mayoría de los centros, siendo pioneros en este sentido. No obstante, nuestra intención no pasa por ampliar el calendario escolar, ni tocar el período de vacaciones, sino por seguir haciendo un uso intensivo y aprovechamiento máximo del calendario escolar actual, como por otra parte es costumbre inveterada en este centro, concienciando a los alumnos de que no debes faltar ningún día lectivo.
Nos guiamos por todo lo bueno que tenga el sistema español, por la experiencia de ciento treinta años de educación vanguardista y por las indicaciones del Bachillerato Internacional, evitando los bandazos y las incertidumbres de la legislación nacional. Iremos ajustando la práctica docente para ofrecer en todo momento lo mejor posible a nuestros alumnos. En este sentido, las asignaturas evolucionan, igual que lo han hecho en los últimos ciento treinta años, para adaptarse a las necesidades y los avances de cada momento, pero no obligados por ningún cambio. Como ya hemos apuntado, el sistema estadounidense es flexible, y sólo marca unas competencias mínimas.
Como ya hemos afirmado antes, en absoluto. España tiene uno de los patrimonios histórico-culturales más ricos del mundo, en el que seguimos formando a nuestros alumnos con el mismo empeño. En la regulación estadounidense no hay requisitos a ese respecto, por lo que en ningún caso el funcionamiento con el estatuto de centro extranjero tendrá ninguna afección al respecto.
A lo largo de los últimos años hemos incrementado la carga lectiva en inglés y ello ha permitido avanzar enormemente en el dominio de esta lengua. La meta del Colegio es el máximo desarrollo posible de los dos idiomas, por lo que siempre se mantendrá un equilibrio.
Nuestros alumnos vienen demostrando, año tras año, que sus resultados están entre los mejores en todos los mecanismos de evaluación externa: prueba Escala, pruebas de diagnóstico, acceso a la universidad, exámenes del Bachillerato Internacional. El cambio lo hemos realizado para seguir profundizando en nuestro proyecto educativo y por tanto para seguir creciendo en calidad y resultados. En consecuencia, seguiremos trabajando para que nuestros alumnos puedan afrontar con garantías de éxito no sólo el Bachillerato Español y las Pruebas de Acceso a la Universidad Española sino cualquier otro reto académico y personal que se propongan en su trayectoria, en nuestro país, o fuera de él.
La única diferencia es que hemos pasado a poder contratar personas licenciadas por Harvard, Berkeley, Yale, Tokio… No hay que renunciar a ninguno de nuestros profesores fijos y a cambio se multiplican las posibilidades de selección de los nuevos.
La incorporación al sistema estadounidense no ha conllevado cambios desde ese punto de vista. Además de todas las obras que se están ejecutando cada año, el Colegio lleva varios años diseñando un plan director de obras de mejoramiento que se ejecutarán en los próximos años. Este plan es previo e independiente del cambio de regulación, pues busca optimizar las prestaciones que se ofrece a los alumnos. Asimismo, como ya informamos, acabamos de adquirir un nuevo espacio que pondremos en uso a partir del curso que viene.  Nuestra intención es, por tanto, mantener nuestra ubicación histórica, que ya  es una seña de identidad más de nuestro centro, pues somos el único colegio privado de Sevilla que ha conservado su localización original en pleno casco histórico de la ciudad.
Ninguna. Los precios han subido en la última década y media para llegar al nivel pedagógico en el que estamos. Históricamente, nuestro Centro nunca ha repartido dividendos, y ha revertido todos sus beneficios en la mejora de su proyecto educativo. El cambio al sistema estadounidense no tiene, por tanto en sí mismo, ningún impacto en las tarifas, y no se prevén en el futuro inmediato incrementos significativos más allá de los ajustes anuales y de la evolución del proyecto pedagógico en beneficio directo de nuestros alumnos.
Sí, pues es y seguirá siendo una empresa española.
Esta opción nos permite ajustarnos mejor a las necesidades del futuro y, en ese marco, Singularity University aporta elementos para vislumbrarlo. La colaboración de nuestra Fundación con esta institución del Silicon Valley, a través de su Embajada en Sevilla, es una ventana abierta al futuro, para que todos podamos mirar a través de ella, y especialmente nuestros alumnos, que están pudiendo disfrutar de grandes oportunidades, como tener acceso a conferenciantes y expertos de nivel internacional o participar en programas de emprendimiento como el que estamos desarrollando ahora mismo en Bachillerato.
AdvancED
AdvancED
Descúbralo

¿Qué nos diferencia?

Descúbralo
Solicite una visita

Visítenos y le guiaremos por el recinto

Podrá comprobar en primera persona lo que nos diferencia
Solicite una visita