Bachillerato

 
En el Colegio de San Francisco de Paula, el Bachillerato está concebido no sólo como preparación para la Universidad, hacia la que orienta sus aspiraciones la práctica totalidad de los alumnos del Colegio, sino también como preparación para el mundo profesional al que los alumnos se incorporan al término de su formación universitaria. 
La enseñanza en estos niveles sigue inspirada en los principios y criterios de la Organización del Bachillerato Internacional, criterios que entroncan con las directrices de Bolonia y con la orientación que se le va a dar a la formación universitaria, y que sobre todo es coincidente con las habilidades y competencias que ya está demandando el mercado laboral, y que están relacionadas con las capacidades investigadoras, la aplicación del conocimiento, el liderazgo y las habilidades emocionales, la interpretación global de la realidad, y la iniciativa emprendedora, entre otras. 
En la actualidad, los alumnos del Colegio, cuando llegan a Undécimo, pueden optar entre cursar el Bachillerato tradicional (aunque impregnado por los principios generales y la visión humanista de la Organización del Bachillerato Internacional) y realizar el llamado Programa de Diploma del Bachillerato Internacional, que les permite obtener al título expedido por esta organización, el cual da acceso directo, sin necesidad de realizar la prueba de Selectividad, a todas las universidades españolas y a las universidades de otros 65 países de todo el mundo, entre ellas algunas de las más prestigiosas de todo el mundo. También pueden optar por la realización conjunta del Bachillerato Tradicional y el Programa del Diploma
El Bachillerato tradicional se imparte en las modalidades de Ciencias y Tecnología y Humanidades y Ciencias Sociales, con una carga lectiva un 11% superior a la de otros centros educativos, complementadas además con variadas actividades, tanto dentro como fuera del Centro. Incluye además contenidos curriculares innovadores como Diseño Asistido por Ordenador (Autocad), asignatura que se dirige fundamentalmente a aquellos alumnos que desarrollarán sus estudios, y posteriormente su labor profesional, en el campo de la arquitectura, la ingeniería y otras disciplinas que cuentan con el diseño asistido por ordenador como herramienta de trabajo. La asignatura capacita al alumno para realizar diseños bidimensionales y tridimensionales, crear perspectivas en todos los sistemas de representación u obtener fotografías realistas, y en el pasado reciente ha propiciado en el Colegio logros tan destacados Itálica Virtual, una reconstrucción integral de la ciudad romana por medio del diseño asistido por ordenador y la realidad virtual, en la que trabajaron setenta alumnos del Centro durante seis años y que fue expuesta en los Museos Arqueológicos Nacional y de Sevilla. El Bachillerato tradicional continúa el programa bilingüe del Centro, impartiéndose en inglés las asignaturas de Religión o Asignatura de Estudio Alternativo y de Ciencias para el Mundo Contemporáneo, además lógicamente de la propia asignatura de inglés. Además, los alumnos estudian francés o alemán. En cualquier caso, el Colegio decidió en 2013 extender a todos los alumnos del Bachillerato, también a los del Bachillerato Español, la impartición del Inglés según las directrices del BI, así como las actividades de Creatividad, Acción y Servicio (CAS), pilar básico del Bachillerato Internacional, orientadas a fomentar la creatividad, la responsabilidad social y el espíritu cívico y democrático de los alumnos.
Por su parte, el Bachillerato Internacional se imparte en las modalidades de Tecnología-Ingeniería, Biología-Medicina, Química-Física y Sociales, y difiere del Bachillerato Tradicional, más que en los contenidos, en la metodología empleada, que se enfoca al desarrollo de habilidades específicas vinculadas a la posterior carrera profesional de los alumnos: el uso de nuevas tecnologías, la investigación, el análisis crítico de obras, estilos y autores, los trabajo de campo, el uso de fuentes históricas, el análisis y tratamiento de la información, el compromiso con la comunidad, la autonomía y el liderazgo, la actitud emprendedora, etc. Con ese objetivo, el Programa del Diploma establece tres líneas de trabajo que también cuentan y son decisivas en la formación y evaluación del alumno. Así, a través del CAS (Creatividad, Acción y Servicio), los alumnos son valorados en su autonomía y capacidad de actuación en el entorno, a través de su implicación en el desarrollo de actividades creativas, físicas y de servicio a la comunidad local. Además, para superar el programa, los alumnos deben realizar un trabajo de investigación (Monografía) para demostrar su capacidad para adentrarse en las fuentes, discriminar información, extraer conclusiones y exponerlas de forma estructurada. Por último, con Teoría del Conocimiento, los alumnos adquieren un enfoque global de las materias, aprendiendo, a comparar, por ejemplo, el distinto modo en que abordan un mismo tema profesionales de distintas disciplinas. Otro aspecto reseñable del Bachillerato Internacional es que la evaluación –que, además de la valoración de esas capacidades, tiene otros matices diferenciales con respecto a la evaluación del Bachillerato tradicional- es en su mayor parte externa: los alumnos del Colegio pasan por exámenes comunes a los del resto de centros educativos que imparten el Diploma, y éstos son corregidos por los evaluadores de la propia Organización de Bachillerato Internacional. De esa manera, se “homologa” que los alumnos del Colegio tienen el mismo nivel de conocimientos y capacidades que los del selecto grupo de centros educativos adscritos a la Organización del Bachillerato Internacional.

Próxima cita

  • 06/12/2016 Día de la Constitución Española

  • 08/12/2016 Día de la Inmaculada

<
>
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31